jueves, 31 de julio de 2014

Algún día aprenderé serigrafía...

Se me antojó una remera para la niña de un año y medio, una remera de Olga, el personaje de Liniers y como en Olavarría no ha decidí hacerla yo misma.
Lo principal es tener una remera para pintar y las pinturas para tela. Yo me recorrí siete locales en busca de una remera básica blanca, pero Olavarría suele ser chota, y sólo conseguí una roja, lo que me dificultó el estampado del blanco.

1- Cómo no soy buena dibujando. Imprimí a Olga y con un carbónico la delineé en la remera.

2- No hay que olvidarse de poner un cartón o algo como el estilo para que la pintura no se traspase a la espalda de la remera.

3- Una vez que tenemos el dibujo, ya se puede comenzar a pintarlo, con muuuuucho cuidado.. Yo soy bastante desprolija así que le pifié bastante, pero lo disimulé bastante bien.
La remera roja complicó los tonos de las pinturas y cuando pinté celeste tomó muy azul..
..por lo que tuve que darle una base de blanco

El blanco de los ojos, los dientes y el globo de diálogo lo conseguí después de cinco capas, mínimo. Seguramente en una remera blanca el esfuerzo era menor.


4- Un detalle que no calcamos pero que hace a la diferencia son todas las sombras que tiene el dibujo, y para personas con poco sentido de la observación como yo a veces pasa desapercibida

5- Planchamos del reverso para que la pintura fije bien y no se vaya cuando lavemos la remera y voilá! 

COSTOS:
$13.80 cada pintura
$55 la remera. Usé una barata por si hacía un desastre.
Pinceles y carbónico tenía.

No hay comentarios: