jueves, 31 de julio de 2014

Algún día aprenderé serigrafía...

Se me antojó una remera para la niña de un año y medio, una remera de Olga, el personaje de Liniers y como en Olavarría no ha decidí hacerla yo misma.
Lo principal es tener una remera para pintar y las pinturas para tela. Yo me recorrí siete locales en busca de una remera básica blanca, pero Olavarría suele ser chota, y sólo conseguí una roja, lo que me dificultó el estampado del blanco.

1- Cómo no soy buena dibujando. Imprimí a Olga y con un carbónico la delineé en la remera.

2- No hay que olvidarse de poner un cartón o algo como el estilo para que la pintura no se traspase a la espalda de la remera.

3- Una vez que tenemos el dibujo, ya se puede comenzar a pintarlo, con muuuuucho cuidado.. Yo soy bastante desprolija así que le pifié bastante, pero lo disimulé bastante bien.
La remera roja complicó los tonos de las pinturas y cuando pinté celeste tomó muy azul..
..por lo que tuve que darle una base de blanco

El blanco de los ojos, los dientes y el globo de diálogo lo conseguí después de cinco capas, mínimo. Seguramente en una remera blanca el esfuerzo era menor.


4- Un detalle que no calcamos pero que hace a la diferencia son todas las sombras que tiene el dibujo, y para personas con poco sentido de la observación como yo a veces pasa desapercibida

5- Planchamos del reverso para que la pintura fije bien y no se vaya cuando lavemos la remera y voilá! 

COSTOS:
$13.80 cada pintura
$55 la remera. Usé una barata por si hacía un desastre.
Pinceles y carbónico tenía.

sábado, 26 de julio de 2014

El primer reciclado de mi vida


Luego de años de mirar notas y programas sobre "reciclá tal cosa", me animé a armarle a mi niña menor un cajón para sus juguetes. Y para mi sorpresa, durante el proceso no necesité mirar ningún tutorial..solamente recordar lo que había visto y leído, y el asesoramiento en la artística donde compré los materiales.

Acá va el paso a paso del reciclado de un cajón de manzanas, en un lindo cajón para juguetes, revistas, o lo que sea.

1- Pedirle al verdulero amigo un cajón EN BUEN ESTADO para reciclar...Aclaremos esa parte, porque nos pueden dar cualquier cosa destartalada.
Lijar todo el cajón con una lija gruesa, y luego con una fina para que quede libre de astillas y suave.Yo lijé pero no llegué a una superficie muy plana, simplemente porque le daba y le daba y nunca aparecía así que lo dejé medio rugoso.

2- Para pintar, me dijeron que era mejor el acrílico. Pensaba usar sintético, o látex de pared, pero en la artística me dieron una base blanca y como en casa no tenía ninguna otra pintura, acepté.



 Le di una capa rebajada en 50/50 con agua porque la madera absorbe muchísimo y luego una rebajada en menor proporción, porque sino no me alcanzaba (y no iba a comprar otra por una maderita perdorra)

3- Luego de la base hay que recubrir todo con barniz al agua.

Como pueden observar, la base tiene cuatro maderas paralelas. Para reforzar y para poder colocar las rueditas, yo me llevé retazos de mdf de mi maderera amiga y al final los pegué transversalmente.

4- Para que no quede TOOODOOO blanco me sugirieron hacer decoupage (pegar servilleta estampada y que quede simil pintado). Como yo no sé pintar, ni dibujar y no quería cagarla, acepté. Obviamente no fue el laburo más prolijo pero alterne dos estampa diferentes (la de tonos azules que venía así, y la de lunares) y me gustó mucho como quedó.


Mi primera idea era hacer letras con un estencil, onda vintage, pero no sabía que poner y el decoupage me vino al pelo.

5- Cubrir todo el cajón con barniz al agua para proteger la pintura, el decoupage y que dure más. Este paso es muy importante, sobre todo si el cajón lo van a usar niños.

6- Colocar las ruedas. La idea de hacer todo esto nació de una pavada: le sacamos las ruedas a la mesa de nuestro tele porque se estaba venciendo del peso y me daba pena tirarlas. Así que agujereé con mecha nº 6 (para madera) los retazos de mdf y encastraron las ruedas a la perfección, por presión.

Luego las pegué con epoxy transversalmente, para que además sea un refuerzo para que no se quiebre el cajón con lo que vamos a poner adentro.


Para que no se noten los agujeros para la rueda, hice un pequeño decoupage que los disimule, y de paso copié el patrón en el resto del fondo.

6- Esperar 24 horas que se seque bien todo y voilá!





Matilda tiene un año y medio y aún no puede saber el trabajo que me llevó, pero yo sé que ella sabe que fue con mucho amor, sobre todo porque me ayudó a pintar.

COSTOS:

Con excepción del cajón que fue regalado, al igual que los retazos de mdf y las ruedas que ya las tenía gasté cerca de 105 pesos. En la artística 70 en materiales, incluído la pinceleta y la pintura, cosas que si tenemos en casa no necesitamos. Y 35 pesos en la ferretería por el epoxy y las lijas, que tampoco tenía...
Lo terminé en cuatro días, para esperar que sequen las capas de pintura, el barniz y demás...vale totalmente la pena ver el resultado.
Las ruedas no son caras, están algo de 20 pesos cada una.

Si quieren le pueden agregar una tapa con relleno y tapizada para que tenga doble uso como puff. Pero como los juguetes rebalsan, a mi no me sirve.. POR AHORA... cha cha cha chan...

TE QUEDASTE CORTO V

"¿Qué quiere decir virgen?" Sobre niños inocentes y adultos que se enroscan, en dos minutos.



 

jueves, 24 de julio de 2014

Por qué algunos elegimos creer


La tolerancia es una cualidad que los argentinos debemos aprender a desarrollar. Me considero una persona tolerante en algunos aspectos, sobre todo, en el religioso.
Yo no predico la religión que profeso, la católica, y no me interesa hacerlo. Voy a misa y creo en Dios. Considero estas prácticas tan justas como las declaraciones de aquél que no cree en ninguna "fuerza" o ser superior.

Respeto todas las creencias o no creencias. Pero antes que no creer, yo prefiero hacerlo, porque trabajo en medios de comunicación y estoy constantemente bombardeada de las miserias y atrocidades que ocurren en el mundo. Porque se me parte el alma cuando leo sobre guerras, violaciones, asesinatos, maltrato, explotación laboral, explotación infantil, tráfico de personas, hambre, etc.

Pero yo no creo en Dios porque "Él nos va a salvar", y no me pregunto "¿Por qué si existe un Dios, no hace nada para que esto no ocurra"?

Creo en Dios porque no me entra en la cabeza que existan seres humanos seamos tan despreciables, porque necesito creer que "algo" más existe. Porque somos lacra, egoístas, explotadores, somos capaces de las miserias más mundanas. Somos capaz de matar, violar, nos creemos dueños del mundo. Entonces los que creemos, tenemos que creer que hay algo mejor, que no estamos solos entre nosotros los asesinos y psicópatas. Que algo más allá espera y está presente y nos cuida, porque yo, con nosotros no me quedo.

lunes, 21 de julio de 2014

TE QUEDASTE CORTO IV

Hoy va con doblete, porque el viernes pasado tuve un final y no estaba para andar subiendo nuevos cortos.


Los dos cortos estuvieron dentro de la programación del Festiva Internacional de Cortos Olavarría en el año 2010.

"El Caso Fatima Revallier" de Marco Medici



 "Amona Putz!" de Telmo Esnal

 

domingo, 13 de julio de 2014

Argentina, yo te amo


Porque me hacés mirar fútbol con pasión, aunque lo odie...
Porque me hacés llorar cuando le ponés el pecho a la celeste y blanca...
Porque aunque no te ganes la Copa del Mundo, para mi la Selección siempre va a ser la mejor...
Porque me emocionas, a mi y 44 millones de personas juntas..


pero sobre todo, porque me enseñaste que un país es cuna, es cultura, es mamá, papá, trabajo y amor...