domingo, 20 de diciembre de 2009

Plantar un hijo, escribir un hijo, tener un hijo...

Tenía 15 años cuando me enteré que estaba embarazada. 16 cuando la tuve. Lo negaba, era de ese porcentaje que creía que no podía quedar embarazada, simplemente porque no. Yo creía que había hecho las cuentas exactas y no me cuidaba, pero igual NO podía quedar embarazada.

Después de unos meses de atraso, decidí comprobar si era o no un embarazo psicológico (sí, creía que era psicológico) y me hice una ecografía. En mí vi flotanto una personita que saltaba y no paraba de moverse, tenía brazos, piernas, cabezita y oí un latido penetrante de 120 ppm.

Literalmente, se me vino el mundo abajo. Vi toda la vida estúpida que había planeado derrumbada...digo estúpida porque era la típica idea que nos imponen como vida feliz: estudiar, recibirse, casarse, tener tu familia. Yo ni siquiera había terminado la secundaria, estaba terminando primer año y me faltaban dos más.

Muy pocas personas lo sabían, estaba de 12 semanas (son 40 aprox). O sea, 3 meses!...tenía tanto miedo que sólo le dije a mis amigas más cercanas, y el padre (con el que estaba en pareja) también.

La sensación es sofocante. Sentís que el mundo gira y vos flotas sobre él. Las personas viven, rien, respiran y vos no entendes por qué!

Encima era la nena de papá, la oveja negra pero nena de papá. Mi vieja, por suerte es una persona bastante práctica, del tipo: "tenés fiebre? porque no te haces un análisis de HIV?", y una tarde me dijo: "Olivia, tu padre quiere saber si estás embarazada porqué dormís todo el día"..le dije que no, obvio.

Entrando al sexto mes les dije y mi vieja saltó de alegría porque iba a ser abuela y viejo cayó 3 días internado sin parar de llorar.

A partir de ahí, todo fue alegría.

Tener un hijo es una de las cosas más lindas que hay en la vida. No se compara con NADA.

Es alguien que te da amor constante seas como seas y pienses como pienses, que va a estar ahí amándote incondicionalmente.

Es inimaginable la vida con un hijo cuando no lo tenés, pero cuando lo tenés, también es imposible la vida sin él. Yo no sé que pretenden las personas que no tienen hijos, no sé que anhelan en la vida, que hacen cuando se levantan y que hacen sus tardes libres. No sé donde estaría si no hubiese llegado a mi vida.

Aún aunque mis condiciones fueron muy favorables, sea cual sea las condiciones en que alguien se entere que va a ser papá o mamá, NO es lo peor que te puede pasar...vienen tiempos hermosos...

5 comentarios:

Solo *AnDy* dijo...

No me imagino siendo mamá a los 15 años. Te felicito por tener el valor de seguir adelante.
Besitos!!

Samantha dijo...

De alguna forma karmatica que no entiendo, me encuentro con este post en el momento indicado.
No se todavia si voy a ser mamá a los 20 o no...Pero hoy me entero.
No tuve atrasos, y los test dieron negativos, pero es sabido de casos de mujeres que tienen sus periodos igual y si el embarazo no es reciente, el test va a dar negativo.
Solo que en un analisis de sangre de rutina, me salieron muchas cosas con los valores de una embarazada.
Escuchar y leer esto, me hace sentir mas tranquila, de saber que no va a ser el fin del mundo si da positivo, por mas que el padre desaparezca.

Oli! dijo...

Que loco!...obvio que no es el fin del mundo si da positivo, el el comienzo de uno nuevo! (Parezco una predicadora del embarazo), pero no es así...sólo digo que hay cosas peores, y un hijo está muy lejos de la lista...

Anónimo dijo...

Como te quiero y te necesito a cada momento de mi vida alocada, amigasa miiaaaa!!!
No sabes como agradezco haberte encontrado.. te adoro con el alma!!
Y a todos quienes no tiene la posibilidad de conocer a la bella Oliss, no saben el ejemplo de madre que es!!! te miro con admiracion..
Besos y abrazos brillantes para ti!!

Ro Mussi ☮ dijo...

Amo tu nombreeee ♥