martes, 29 de diciembre de 2009

Como para terminar el año up!..

..y haciendo catarsis como siempre..
Que te rompan el corazón alguna vez en tu vida es fundamental..y no hablo de ese primer amor de primaria o ese chabón que jamás te dio bola.
Digo enamorarte perdidamente de alguien, darle todo lo que tenés y más, y de la nada, puf! algo destruye eso que duró 2 días o 5 años.
Yo tengo una teoría en la que una vez que nos enamoramos, no nos desenamoramos más. El amor se multiplica y se desplaza, pero una vez que amamos, no hay vuelta atrás. Y hasta que no encontremos un nuevo depositario va a quedar en otra persona.
La cuestión es esta: nos enamoramos y nuestro mundo pasa a ser el mundo de la otra persona. Nos despertamos por ella, comemos por ella, salimos de nuestra casa para verla sólo a ella y no apartamos nuestra mente de su persona. Cuando nuestra persona amada desaparece de nuestra vida por distintas razones, nuestro corazón, en vez de resignarse a la pérdida continúa por el mismo camino.
Y amamos más que antes, vivimos por ella mucho más que antes, soñamos con ella como nunca porque ahora que no la tenemos, la queremos y YA, y en mi caso me alquilo películas que me hagan llorar a moco tendido, escribo y fumo sin parar con una sola pregunta en mi cabeza: ¿Por qué?
Ese alejamiento sirve para descubrir si amábamos realmente a la persona, o sólo lo que nos hacía sentir.
Sea lo que sea, cuando nos reponemos de un desamor volvemos más fuertes, y no porque hayamos superado determinada etapa o porque ya sabemos como reaccionar la próxima vez. Sino porque el dolor te acompaña siempre. Un corazón roto no se compone, se sana, lo sanan, pero al igual que en la piel, las cicatrices quedan..para recordarnos (con nostalgia) que simplemente....no estábamos destinados a ser..

jueves, 24 de diciembre de 2009

domingo, 20 de diciembre de 2009

Plantar un hijo, escribir un hijo, tener un hijo...

Tenía 15 años cuando me enteré que estaba embarazada. 16 cuando la tuve. Lo negaba, era de ese porcentaje que creía que no podía quedar embarazada, simplemente porque no. Yo creía que había hecho las cuentas exactas y no me cuidaba, pero igual NO podía quedar embarazada.

Después de unos meses de atraso, decidí comprobar si era o no un embarazo psicológico (sí, creía que era psicológico) y me hice una ecografía. En mí vi flotanto una personita que saltaba y no paraba de moverse, tenía brazos, piernas, cabezita y oí un latido penetrante de 120 ppm.

Literalmente, se me vino el mundo abajo. Vi toda la vida estúpida que había planeado derrumbada...digo estúpida porque era la típica idea que nos imponen como vida feliz: estudiar, recibirse, casarse, tener tu familia. Yo ni siquiera había terminado la secundaria, estaba terminando primer año y me faltaban dos más.

Muy pocas personas lo sabían, estaba de 12 semanas (son 40 aprox). O sea, 3 meses!...tenía tanto miedo que sólo le dije a mis amigas más cercanas, y el padre (con el que estaba en pareja) también.

La sensación es sofocante. Sentís que el mundo gira y vos flotas sobre él. Las personas viven, rien, respiran y vos no entendes por qué!

Encima era la nena de papá, la oveja negra pero nena de papá. Mi vieja, por suerte es una persona bastante práctica, del tipo: "tenés fiebre? porque no te haces un análisis de HIV?", y una tarde me dijo: "Olivia, tu padre quiere saber si estás embarazada porqué dormís todo el día"..le dije que no, obvio.

Entrando al sexto mes les dije y mi vieja saltó de alegría porque iba a ser abuela y viejo cayó 3 días internado sin parar de llorar.

A partir de ahí, todo fue alegría.

Tener un hijo es una de las cosas más lindas que hay en la vida. No se compara con NADA.

Es alguien que te da amor constante seas como seas y pienses como pienses, que va a estar ahí amándote incondicionalmente.

Es inimaginable la vida con un hijo cuando no lo tenés, pero cuando lo tenés, también es imposible la vida sin él. Yo no sé que pretenden las personas que no tienen hijos, no sé que anhelan en la vida, que hacen cuando se levantan y que hacen sus tardes libres. No sé donde estaría si no hubiese llegado a mi vida.

Aún aunque mis condiciones fueron muy favorables, sea cual sea las condiciones en que alguien se entere que va a ser papá o mamá, NO es lo peor que te puede pasar...vienen tiempos hermosos...

domingo, 13 de diciembre de 2009

Felicitaciones a mi!

Me mude....después de casi un año esperando este momento y estando los últimos meses pintando y arreglando la casa, por fin me mude!...
Que descubrí?
- Que estaba más acostumbrada a hacer "las cosas de la casa" que lo que yo creía.
- Que mi niña lo necesitaba, y mucho.
- Que sigo enervandome con mis padres de la misma manera.
- Que es genial tener un lugar propio, pero no tan genial mantenerlo.
- Que la televisión no ocupa tanto en mi corazón el lugar que yo pensaba.

Y seguramente muchas cosas más....
Así que...por ahora no tengo tele ni internet, pero estoy bien..
Ya volveré a las andanzas por aquí...