sábado, 31 de octubre de 2009

Flasheabaaaaa

Cuando era chica mi concepción de la muerte era así:
Vos te morías, ibas al cielo y te asignaban una habitación de nubes que tenía un súper sillón y un tele (en esa época que yo deliraba con eso no había pantallas planas y toda la bola). Al lado tenías miles y miles de videos. El número de videos era creciente en relación a los años vividos.
Los videos eran categorías. Pavadas como;
  • Todas tus caídas
  • Todos los chistes que te contaron
  • Todos tus viajes
  • Todos tus días en la escuela
  • Todas las veces que hablaste con tal persona
  • Todas las veces que peleaste con tus viejos
  • Todos tus muertos (:
Los vídeos y categorias serían infinitas!!! Te pasaban toda la Eternidad así...mirando vídeos y paseando por el Paraíso..
Hay que saber que entre mis 10 y 13 años me dedique sólo a ir a la escuela y mirar tele, ese era mi paraíso terrenal. Me sabía de memoria la programación de Sony Entertaiment de lunes a lunes, las 24 horas, repeticiones incluídas. Era una TV Guide con patas que aprendia inglés con las sit coms (la fórmula era mirar el mismo capítulo todas las veces que lo encontrabas, y llegaba un momento que te sabías el diálogo de memoria, entonces sólo escuchabas)
En fin, ahora le agregaría todos mis besos, o mis relaciones sexuales, o mis borracheras.
Ja!!!
Que idiota...

4 comentarios:

m. dijo...

A mi el "todas mis borracheras" me gustaría verlos y reirme una y otra vez sin parar.

Tomás en Shorts dijo...

suena como una gran forma de pasar la eternidad. Sobre todo por los sillones de nubes siempre me sonaron a que deben ser comideliciosos: comodos y deliciosos, porque seguro los podés comer también.

Solcito* dijo...

quiero ver mis caidas y todo eso :D

Oliii... al fin pude entrar, actualiza che, ya estamos en noviembre...

Y mañana se entrega el parcial de HMS!!! aaaiaa

Anónimo dijo...

yo me imaginaba que el paraiso se amoldaba a lo que uno se imagina... mi paraiso como yo me lo imagino, con todas las personas que me imagino, con todos los lugares que me imagino, etc... pero cada uno tenia el suyo. Lo que nunca habia pensado, cómo serían las personas que me imagino si estan en su paraiso... tendrian que multiplicarse las personas y poder vivir en cada una de las copias de cada uno. Asi cada uno viviria en su paraiso y tambien en los paraisos a los que te invitan a tomar el te, o a jugar con globos de helio, o a anda en canoa... o a comer melon, o a bailar o a tomar alcohol... y seria eterno. Que lindo.